Frenos

  • Las consecuencias de tener mal los frenos son, mayor distancia de frenado y pérdida del control del vehículo. Los frenos se deben cambiar cuando se necesita ejercer una mayor presión de la habitual, existen irregularidades en el frenado, el pedal de frenos se hunde completamente sin efectividad, el vehículo se desvía al frenar, se ilumina el testigo de desgaste de pastillas.

    Aconsejamos:

    • Líquido de frenos revisar cada 10.000 km y cambiar cada 2 años, según fabricante o si está sucio.
    • Pastillas de frenos revisar cada 10.000 km y cambiar cada 2 años, cuando se rompan o estén debajo de la medida mínima.
    • Discos de frenos revisar cada 10.000 km y cambiar siempre que estén por debajo de la medida mínima o por rotura o degradación.

Marcas de frenos

En Serafín Fallado solo trabajamos con las mejores marcas de frenos para todo tipo de vehículos

Frenos

Promociones